lundi, janvier 08, 2007

"voy a cocinar un guante"

Día 1 de enero de 2007
Mientras la mayoría de los jóvenes españoles duermen o desayunan en el Vips, Pepe y yo nos pasamos toda la tarde montando muebles. Decidimos hacer un parón y vamos a tomar algo. De vuelta a casa entramos un hornito tirado en un portal. ¿Sabeis que pensé cuando lo ví? Pues no, no se me ocurrió hacerme una foto con él (bueno, eso viene luego...)

Marta: Mira Pepe, un hornito!
Pepe: (me mira con miedo) ¿Qué quieres?, ¿qué te haga una foto?
Marta: No! Podíamos ver si funciona, y lo ponemos en la cocina.
Pepe: Marta, qué asco, está en la calle! Además, ya tenemos horno y si este está en la calle será por algo.
Marta: Vamos a ver. Por un lado tienes razón, ya tenemos horno, pero este es más grande y caben pizzas. Y además, puede que quién lo haya tirado lo haya hecho porqué no sabía que hacer con él.
Pepe pone cara de que no le he convencido
Marta: Tu imáginate que te regalan un horno mejor y no sabes como deshacerte del que ya tienes. Pues lo sacas al portal, para que lo aproveche quien quiera.
Pepe: Que no, que no...
Marta (con vocecita): En Paris me dejabas coger cosas de la calle... Nuestra mesa de la tele la encontramos en la calle ¿ya no te acuerdas? También te tuve que convencer, y mira que bien nos vino....
Pepe: A ver Marta, tengo que subir 4 pisos con un horno enorme sólo para ver si funciona?
Marta: Nooo! Yo lo subo...
Pep: Vale, pues cógelo, pero está lleno de mierda y seguro que pesa un huevo
Marta: Da igual, a mí no me importa. (pensando: Si funciona no voy a dejar que lo toques nunca y no vas a comer pizza jamás de los jamases)

Lo cojo y ando 20 metros hasta nuestro portal . Ya no puedo más y pongo cara de pena.

Marta: Jo.... como pesa...
Pepe: Anda, dame (me lo quita de las manos)
Marta: Gracias mi amor.

El pobre se sube los 4 pisos con mi hornito. Llega el momento. Lo enchufamos y esperamos un rato. Tic Tac, Tic Tac...

Pepe: Marta, esto no funciona.
Marta: Pero mira, suena el timbre cuando mueves la ruedita. Ding! (lo que intento es que no se cabree)
Pepe: ¿Y qué más da que suene el timbre? Si es que te lo he dicho... te lo he dicho. Si alguien lo ha tirado será porque no funciona.
Marta: Bueno, pero podía haber funcionado.
Pepe: Pero no funciona
Marta: Pero podía haber funcionado...
Pepe: Pues lo bajas tú, yo no pienso, que ya me has hecho el lío para subirlo y estoy que me muero.

Me bajo 4 pisos con el puto horno. A la salida, lo dejo en otro portal.

"Pepe, acercáte. Te voy a hacer una foto, y así participas en mi concurso". Pepe acepta. Pepe posa como si estuviese al lado de la Torre Eiffel. "Joder, pero ponle con un poco de gracia, por favor"

Para mi sorpresa, Pepe se saca un guante del bolsillo y me dice. "Voy a cocinar un guante". Me encantó la frase.

4 commentaires:

Bea a dit…

pufff! pobre Pepe!!
Has transcrito muy bien los dialogos, porque me imaginaba perfectamente a Pepe diciendo esas frases!! muy real!! ja, ja, ja
Menos mal que al final la aventura del horno sirvio por lo menos para una foto

pepe a dit…

y lo bueno que me quedó el guante...

yomisma a dit…

march si es q esto no es paris....alli se tiran cosas con charme ,aqui ....
besitos

tropicola a dit…

Pepe es un santo. Despues del lio en que le metiste sale en la foto sonriendo! Un santo